miércoles, 21 de diciembre de 2016

DE LA SOLERA QUE DA EL OFICIO.



Soy cliente habitual de Cafetería Milenio desde hace tantos años que ni me acuerdo y claro está que no iba a ser por casualidad. Como el resto de su fiel clientela, valoro mucho su sencilla, clara y variada oferta  hostelera, su producto de excelente calidad siempre y sobre todo, el profesional, discreto y eficiente servicio que allí uno encuentra; del cual subrayaría además un trato familiar, cálido y cercano que estoy seguro no se enseña en las escuelas de hostelería y restauración, ni tampoco se aprende en las vanguardistas masterclass del mega chef de turno.


  

Coincidiréis conmigo en que esa solera en el ser y en el hacer, en el estar y en el servir, solo la brindan los años dedicados al oficio desde una humilde y honesta entrega. Precisamente de eso, de muchos años y de mucho oficio humilde y honesto, saben bien tanto Pedro como Basilio, así como todos los miembros de su equipo.


Pues bien, precisamente por todo lo anterior y también por ser algo novedoso para ellos, no pude sino aceptar con más que grata ilusión, la propuesta de ambientar musicalmente la cena navideña prevista para los miembros de Radiología del Hospital de Poniente de El Ejido, el pasado Viernes 17 de Diciembre. Aquí tenéis algunas fotos de aquella noche en la que fue todo un gusto montar mis platos y hacer girar algunos de los discos de los que tanto os hablo a cada rato. Con éste tema se abrió la cena: